La Picual es la variedad más importante del mundo, cultivándose principalmente en Jaén, Córdoba y Granada. El árbol presenta un gran vigor, precoz entrada en producción y alta productividad. Es tolerante a las heladas, pero poco resistente a la sequia y a los terrenos muy calizos. El fruto es de tamaño medio a grueso. El rendimiento graso es muy bueno pudiendo alcanzar el 27%. Su aceite es dietéticamente excelente por su composición de ácidos grasos y su cantidad de antioxidantes naturales que lo convierten en el aceite más estable que existe. Son aceites de gran cuerpo, normalmente amargos.

Volver