El procedimiento de propagación empleado en Vivero de Olivos La Conchuela en plantones de olivo, es el enraizamiento de estaquillas semileñosas por inducción a la rizogénesis con hormonas de enraizamiento, método conocido coloquialmente como nebulización, por emplearse en las mesas de propagación como sistema de riego microaspersores tipo nebulizador.

Nuestro Proceso

Consideramos de especial importancia la procedencia del material vegetativo del cual se obtienen las estaquillas a multiplicar. Es por ello que en Vivero de Olivos La Conchuela se dispone de Campo de Pies Madres propios de todos y cada una de las variedades que producimos, ya que con ello conseguimos garantizar la pureza varietal y el control fitosanitario de la planta manipular.

Es la emisión de raíces en la estaquilla de olivo la fase mas importante en la multiplicación de olivos, por ello que el material a esquejar debe cuidarse, eligiendo material sano, fresco, identificado varietalmente, por ello todos nuestras estaquillas se cortan en el día de nuestros setos de planta madre a partir de los brotes desarrollados durante su último flujo de crecimiento.

Las estaquillas tras su corte y preparación son bañados en un caldo con fungicida para prevenir enfermedades fúngicas posteriores. Después de sumergirse unos 2 cm. De la punta en una solución hidroalcoholica de indol butírico (AIB), hormona que induce la formación y emisión de raíces.

Estas estaquillas se pinchan ya en las mesas de nebulización, mesas dotadas de sistema de riego y calor de base controlado, para lo cual empleamos dos procedimientos diferentes.

  • En sustrato inerte de perlita, para obtener plantas a raíz desnuda. Ventaja un mayor número de plantas por m2 y procedimiento más económico.
  • En sustrato orgánico a base de fibra de coco prensado (cultipot): la planta obtenida esta en ya en un pequeño cepellón que permite su trasplante directo.

Proceso de Enraizamiento

Una vez que las estaquillas han emito raíces a los 45 o 50 días, se procede a preparar las plantas para sacarlas del invernadero y así poder trasplantar con éxito los nuevos plantones de olivo obtenidos.

Los intervalos entre nebulizaciones (riegos) se van alargando, retirándose el calor de la base de las raíces para favorecer su endurecimiento.

Posteriormente se trasplantan a bandejas de alveolos de 10cm3. con sustrato a base de turbas en este momento se aprovecha para microrrizar  las plantas y así conseguir un sistema radicular más potente.

Se mantienen unos meses en invernadero para su aclimatación a las condiciones que encontraran en las zonas de crianza del vivero, para ello se someten a riegos cada vez más largos y espaciados en el tiempo.

Al final de este proceso las nuevas plantas han debido producir al menos un brote de 10 cm. A partir de ese momento ya se puede proceder a su trasplante definitivo al aire libre, bien a la bolsa con tierra o bien a maceta con sustrato orgánico.

Proceso de Enraizamiento

Los nuevos plantones de olivo se desarrollan íntegramente en la intemperie sin ningún tipo de protección, para conseguir de esta forma plantas finalistas resistentes a los rigores del tiempo, evitando daños tanto frente a heladas como a los calores  estivales.

En Vivero de Olivos La Conchuela producimos plantones de olivo en diferentes formatos y sustratos, aunque se trate de la misma planta de olivo; de este modo trabajamos:

  • Planta de olivo en bolsa de plástico de 2 litros, con sustrato de tierra limosa obtenida de cantera, altura media de planta entre 80/110cm., peso medio 3 kg.
  • Planta en maceta de litro, con turba, altura media de la planta 70/90 cm., peso medio de la planta 350 gr.
  • Planta en maceta de ½ litro, con turba, altura media de la planta 40/60 cm., peso medio de la planta 120 gr.

Proceso de Crianza

Estos nuevos plantones de olivo se disponen en eras o filas de olivos de unos 3.000 plantones cada una. Estas eras se agrupan por zonas según las distintas variedades, separándose la zona de bolsa con tierra de la zona de planta en maceta con turba.

Este trasplante se realiza pasando los pequeños plantones que estaban en las bandejas de los alveolos, bien en las macetas con turba o a las bolsas con tierra, plantas que por estar en cepellón no sufre en este paso, minimizándose así las perdidas por trasplante.

Durante este tiempo de crianza los nuevos plantones de olivo reciben multiples tratamientos fitosanitarios con insecticidas, fungicidas, micorrizas, abonos foliares además de las labores culturales d escarda manual y química, poda tutorado, riego y todo aquello necesario para la producción de plantas vigorosa, libres de cualquier tipo de patología o plaga.

Pasados otros 8 meses los plantones de olivo estarán listos para su entrega y siembra en campo.

Proceso de Crianza

Proceso de Crianza