La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural intensificará en los próximos meses sus actuaciones para la protección de la producción de viveros en Andalucía con el objetivo de eliminar el riesgo que suponen los establecimientos no autorizados. Para ello ha elaborado y enviado a las organizaciones profesionales agrarias, cooperativas y asociaciones de viveristas un manual de procedimiento sobre detección de prácticas de viveros ilegales, que fija las pautas a seguir por todos los organismos implicados.

La producción de semillas y plantas de vivero supone una actividad estratégica en Andalucía que es necesario proteger, puesto que las producciones no controladas conllevan un grave riesgo para el estado sanitario de los cultivos andaluces, especialmente para especies frutales como el almendro, el olivo y el arándano. El material comercializado no controlado carece de garantía de calidad respecto a su estado sanitario, identificación varietal ni origen, por lo que supone un posible foco de entrada de plagas y enfermedades.

La actuación de viveros clandestinos está tipificada en la normativa como falta muy grave con sanciones que pueden oscilar entre los 30.001 y 300.000 euros, elevándose un 50% más si se considera riesgo para la salud humana o deterioro medioambiental. Además, conlleva el decomiso de las plantas existentes.

Para cualquier duda o información adicional en materia de viveros pueden contactar en la dirección semillasyplantasdevivero.capder@juntadeandalucia.es